Aprender a tejer crochet(Zurdos)

Aprender a tejer a crochet siendo zurdo.
Las personas zurdas tendrán algunos problemas al tejer a crochet, ya que sostienen la aguja de crochet con su mano izquierda en vez de con la derecha. Esto significa que cualquier patrón de crochet será al revés, a menos que haya instrucciones disponibles para las personas zurdas. Este artículo te ayudará a vencer este problema, para que puedas disfrutar de tu crochet.
Ten en cuenta que si eres zurdo y quieres tejer a crochet, necesitarás invertir el patrón, porque la mayoría de los patrones de crochet fueron escritos para las personas diestras.
Empieza con un punto cadena, un punto bajo, una vareta, y otros puntos que utilizarás en objetos cuadrados, mantas afganas, agarraderas de cocina, etc. Incluso los cuadritos de la abuela se comienzan con un punto cadena.
Haz un bucle lo suficientemente grande como para insertar la aguja, insértala con tu mano dominante. Utiliza tu otra mano para sostener la lana con la que harás el proyecto.
Coloca un poco de lana sobre la aguja después de haberla insertado en el bucle inicial. El gancho de la aguja debe mirar hacia arriba cuando empieces el proyecto y luego coloca la lana sobre el gancho. Gira el gancho hacia abajo sin que la lana se salga y apriétala a través del bucle inicial.
Practica lo mismo por 10 a 15 minutos cada día hasta que seas capaz de sostener la lana bien; ni muy suelta ni demasiado ajustada. Si continuas haciendo el punto cadena y nada más, podrás fabricar un collar, un cinturón, un llavero, cordones para zapatos, una cinta para el cabello, etc.
Aprende a leer los patrones, a cambiar de color de lana, etc. Recuerda, el principiante absoluto es donde realmente comienza el aprender a tejer crochet, de ahí, el principiante avanzado ya sabe leer patrones, y el intermedio es el que sabe hacer agarraderas de cocina, cuadritos de la abuela, etc.
Tómate tu tiempo; tus agarraderas de cocina pronto serán del mismo tamaño y longitud (tensión), y el siguiente paso será aprender a unirlos para poder armar un mantel afgano, una frazada, etc.
Consejos
10592634_684867481599174_4587863391827039198_n No intentes hacer patrones complicados o patrones que necesitan colores distintos hasta que domines como agarrar la lana y la aguja correctamente. Presta mucha atención al principio para no tener puntos sueltos, que suele suceder cuando eres un principiante en tejer a crochet, con palillos, o en otros proyectos donde utilizas agujas.

Segunda clase de crochet(ganchillo)

APRENDER A TEJER A CROCHET.5ba8a6547ef8cbb4a6a3a8a465eb68ec
Aunque quizás un palo que un montón de lana no parezca tener mucho potencial, las posibilidades en realidad son infinitas cuando le das una oportunidad al tejido a crochet. Sigue estos pasos simples para aprender cómo tejer a crochet y harás suéteres, bufandas y paños de cocina como un profesional en poco tiempo.

Parte 1 de 3: Aprendiendo acerca de agujas para crochet y lanas
1-Aprende acerca de los diferentes tipos de lana con los que puedes tejer a crochet. El tipo de lana que elijas dependerá del tipo de proyecto que estés haciendo. Si esta es tu primera vez tratando de tejer a crochet, es mejor quedarte con una lana simple y lisa hecha de algodón o lana sintética suave. Elige un color sólido para la lana de tal manera que a medida que aprendas, puedas ver cómo se hacen las puntadas; la lana estampada haría esto más difícil
Lana acrílica suave: este tipo de lana es más barata que las demás, por lo que es buena para principiantes que recién están aprendiendo nuevos patrones. Intenta evitar la lana más barata de todas cuando comiences a hacer proyectos para regalar, ya que las lanas baratas pueden ser rasposas (¿y quién quiere una bufanda que pica?).
Lana 100% algodón: la lana de algodón es buena para hacer cosas que se lavarán mucho (como paños de cocina). La lana de algodón es absorbente y fácil de lavar.
Lana de fantasía: esta lana es la más variada y generalmente la más cara. La lana de fantasía puede estar hecha de lana muy suave y fina que resulta en suéteres y bufandas exquisitamente suaves. Ten en cuenta que este tipo de lana no se puede lavar tan seguido como la lana de algodón.
2-Mira la etiqueta de la lana para determinar el tamaño de tu aguja. Ahora casi todas las lanas tienen una etiqueta en la que te indicará qué tamaño de aguja debes usar. Si no posees ninguna aguja y esta es tu primera vez tejiendo a crochet, compra el tamaño de aguja que recomienda la lana con la que quieres trabajar. Los tamaños de agujas se miden en milímetros o fracciones de una pulgada.
Como regla general, mientras más gruesa sea la aguja, más gruesa tendrá que ser la lana.
3-Sostén la aguja de manera que te sientas cómodo. Si bien no existe la manera correcta de sostener una aguja, hay dos estilos básicos que pueden invertirse, dependiendo de cuál sea tu mano dominante. Sostener la aguja incorrectamente puede hacer que tu mano se acalambre.
Usando el método del cuchillo: sostén la aguja de tal manera que el asa esté apoyada en tu palma. Tu mano debe ir sobre la aguja con tu pulgar y dedo índice ubicados de modo que estén agarrando la empuñadura (una hendidura en el asa).
Usando el método del lápiz: sostén la aguja como si estuvieras agarrando un lápiz. Tu mano debería ir debajo de la aguja con tu pulgar e índice ubicados en la empuñadura.
Parte 2 de 3: Aprendiendo patrones básicos de tejido a crochet
Haz una muestra. A medida que estés aprendiendo, tu tensión puede variar. Antes de comenzar un patrón, haz una muestra. Una muestra es cuando practicas una puntada específica sin intentar hacer nada; simplemente estás practicando cómo hacer la puntada mientras también descubres qué tan ajustada o suelta quisieras que sea.
2-Teje una cadeneta. Cada proyecto de crochet comienza con una cadeneta, abreviada usualmente como “ch” en los folletos de instrucciones. Practica tejiendo una cadeneta por aproximadamente 10 a 15 minutos hasta que seas capaz de sostener la lana de tal manera que no esté demasiado suelta o demasiado ajustada.
Forma un nudo corredizo alrededor de la aguja y envuelve la lana alrededor de ella. Para hacer un nudo corredizo, haz un aro con tu lana para que la cola de las lanas caiga detrás del aro. Guía la aguja a través del aro bajo la cola y luego hacia fuera del aro. Jala la cola, lo cual ajustará la lana alrededor de la aguja, haciendo un nudo corredizo.
Usa el pulgar y dedo medio de tu mano izquierda (si eres diestro) para sostener la punta del nudo corredizo. Usa tu dedo índice izquierdo para guiar la lana desde atrás hacia delante alrededor del asa de la aguja. Utiliza la aguja para jalar la lana a través del aro en ella; se formará una cadena. Repite este proceso para formar una puntada de cadeneta.
3-Haz una puntada invisible. Esta puntada se usa para unir trabajo, atar puntadas, reforzar los bordes o llevar lana a una posición de trabajo diferente sin añadir más altura.
Haz una puntada de cadeneta de seis puntos de largo. Desliza la aguja a través del primer punto que hayas hecho; al hacerlo se debería formar un aro (el primer punto de la cadeneta es el que está más lejos de la aguja, ya que lo hiciste primero).
Con la mano que uses para mover la lana (no tu mano dominante), envuelve la lana alrededor de la aguja desde atrás hacia delante. Al mismo tiempo, rota la aguja de tal manera que la punta esté frente a ti.
Agarra la lana y la aguja de vuelta a través de la puntada y luego a través del aro en la aguja. Esto completa una puntada invisible.
4-Haz un crochet simple (sc). Saca un nuevo aro a través de la puntada de cadeneta (pero no a través del aro que ya está en la aguja). Ahora deberías tener dos aros en la aguja. Saca un nuevo aro de hilo a través de ambos, quedándote solo con un aro. Repite.
El crochet simple es una puntada relativamente ajustada y resultará en un material tejido de forma más estrecha.
5-Crochet doble. Las puntadas de crochet doble son buenas para hacer suéteres y bufandas porque son un poco más sueltas que las demás puntadas (para que tus suéteres sean más cómodos).
Haz una cadeneta con 15 eslabones. Haz una hebra en la aguja desde el frente hacia atrás. Desliza tu aguja entre los dos primeros aros del frente y bajo el cuarto eslabón de la cadeneta. Vuelve a hacer una hebra en la aguja.
Agarra la lana envuelta a través de la puntada de cadeneta al guiar suavemente la aguja envuelta a través de la cadeneta. Esto debería resultar en tres aros en tu aguja.
Agarra tu aguja a través de los primeros dos aros en él. Vuelve a hacer una hebra en la aguja y luego agarra a través de los dos últimos aros. Tu crochet doble está completo. Repite.5ed61eb2d266f2013d9cd151c83f6b108c27b26742